jueves, 24 de noviembre de 2011

Golondrina


Golondrina andariega
te alejaste en marzo
dejando mi ventana
huérfana de amor.
Bajo que tejado
remozarás tu nido.
Que nuevo cielo
contendrá tu vuelo.
Golondrina andariega
llegarás en septiembre
luciendo elegante
en plumas oscuras
prendida a la historia
de otro ventanal.

11 comentarios:

  1. ¿Será que regresa? ¿O será otra? Con nuevas historias, nuevos amores y un mensaje de amor.

    Me encantó sobre todo el cierre.

    Saludos cordiales.

    ResponderEliminar
  2. Vuela libre y eso es para ella lo importante...
    Recibe mis saludos.

    ResponderEliminar
  3. Cuando era pequeño siempre esperaba a las golondrinas, me daba pena que abandonaran sus nidos y esperaba su regreso, había un nido dentro de la casa de mis abuelos, justo detrás de la puerta, ellas entraban y salían libremente, y yo disfrutaba de sus idas y llegadas, de sus puestas y de esos nuevos pollos que siempre pedían comida a sus padres. Me encanta el poema y la foto. Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. Que hermoso y tierno poema es muy dulce aunque su contenido sea triste a lo mejor para ti, ojala tu golondrina vuelva, me encantan las golondrina tengo hermosos recuerdos desde mis días de escuela habían muchas y yo me distraía observándolas, me llevaste al pasado, hermoso escrito.

    Besos querido amigo que tengas un hermoso fin de semana.

    ResponderEliminar
  5. Hola, Ale:

    Volverán las oscuras golondrinas...

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  6. Como Ale, cuando era chico tenía un nido de golondrinas que siempre se ocupaba anunciando la llegada del buen tiempo, aunque en mi caso, no marchaban en marzo.

    Un saludo Ale

    ResponderEliminar
  7. Lo más seguro es que regrese, bonito poema,
    que tengas una buena semana.
    un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Que bellezaaaaaaaaaaaa

    Esa golondrina volará, volará y un día se posará en tu ventana con un dulce canto de amor.

    Abrazos Ale y linda semana

    ResponderEliminar
  9. Si regresa traerá la primavera en sus alas… y un tiempo para soñar

    Un beso

    ResponderEliminar